Lunes, 06 Diciembre 2021

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

El Orejón sigue vivo

El Orejón sigue vivo

El Orejón sigue vivo
20 febrero
2017
Compartir

El Orejón sigue vivo en el recuerdo de los villenenses y una muestra de ello es nuevo  monolito ubicado en la plaza Mayor cerca del lugar donde estuvo la Torre del Reloj, popularmente conocida como la Torre del Orejón, por el autómata que daba las horas en Villena  hace dos siglos atrás.

Coincidiendo con la clausura de las IV Jornadas BIC (Bien de Relevancia Cultural) organizadas por la concejalía de Casco Antiguo en colaboración con el Foro Cultural El Salicornio, ayer domingo en la plaza Mayor se celebró el «Día del Orejón». De este modo, se volvió a reproducir el sonido de las campanas de la Torre del Reloj. Posteriormente, el alcalde de Villena, Javier Esquembre, las concejalas de Casco Histórico y Urbanismo,  Mari Carmen García y Catalina Hernández, respectivamente, junto al villenense Julio Guillén, que actuó como padrino, procedieron a la inauguración del monolito en piedra, con la imagen de la torre con la inscripción  «Aquí estuvo situada, al menos desde el siglo XVI y hasta 1888, la torre del Orejón, llamada así por el autómata con grandes orejas que aparecía al dar las horas». Asimismo, junto al monolito se descubrió una placa con el código para descargar la aplicación para móviles en la que se puede ver la imagen virtual de la torre, sufragada por la asociación Ermita de San José de Villena. La anécdota de la jornada es que la placa contenía una falta de ortografía, que fue subsanada en menos de 24 horas.

El alcalde indicó que el equipo de gobierno realizará las gestiones administrativas oportunas encaminadas, en un futuro, a garantizar y reservar el espacio donde actualmente se ha ubicado el monolito para la construcción de la Torre del Orejón. No obstante, no se comprometió a la recuperación física de la torre.

Por otro, lado el villenense, Julio Guillén, hace más de doce años y de la mano del ilustre villenense Vicente Prats, inició la investigación sobre el rastro del Orejón, tras ser destruida la torre donde estaba. Guillén indicó que sigue trabajando en la recuperación de este símbolo de la localidad, puesto que no descarta que el autómata se conserve en algún lugar de la geografía española, a pesar de los años transcurridos desde el derrumbe de la torre.

El Grupo de Danzas  de Villena, en una plaza Mayor llena de público, interpretó el baile del Orejón, así la asociación Carcajada llevó a cabo juegos  para niños relacionados con el Orejón. Un colofón de oro para unas jornadas dedicadas al Orejón, donde la gastronomía, la música, la historia se ha unido para mantener vivo al autómata más famoso de la localidad.

Así, hasta las Fiestas del Medievo, en el edificio Colache, los curiosos podrán ver la exposición de la recopilación de elementos relacionados con el Orejón, realizada por José Hernández.

 

Artículos relacionados

Escribe un comentario