Lunes, 29 Noviembre 2021

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

Nuestro Padre Jesús lucirá una nueva túnica en la procesión especial del 27 de noviembre

Nuestro Padre Jesús lucirá una nueva túnica en la procesión especial del 27 de noviembre

Nuestro Padre Jesús lucirá una nueva túnica en la procesión especial del 27 de noviembre
24 noviembre
2021
Compartir

Nuestro Padre Jesús lucirá una nueva túnica en la procesión extraordinaria que se celebrará el próximo sábado 27 de noviembre con motivo del 75 aniversario de la Cofradía. La salida de la imagen se iniciará a las 17.15 horas desde la parroquia de Santa María de Villena acompañados por la banda Nuestro Padre Jesús Medinaceli de Elda, que por segunda vez se estrenara por las calles de Villena, ya que la primera fue en el interior de Santiago.

La Cofradía ha suspendido el pequeño refrigerio que estaba previsto llevar a cabo tras la salida extraordinaria debido al aumento de casos de covid-19 en Villena, aunque emplazan al público a su realización una vez vuelvan a bajar los casos.

Inicios de cofradía  

Trascurrida la semana santa de 1946 ya existente las nuevas imágenes tras la guerra  civil socios de la cofradía Cristo Las Penas de la misma localidad vieron la necesidad de  realizar un paso del Nazareno y así lo hicieron se pusieron a trabajar para constituir  dicha cofradía. La creación de la imagen tallada en madera a cuerpo completo fue a  cargo de la Casa Caderot, en Madrid donada por D. Vicente Valdes. La imagen en  primera estancia fue acogida por Trinitarias de Villena ya que Santa María a causa de la  guerra estaba muy deteriorada.  

El primer año salío en procesión con unas andas prestadas y pasado este tiempo D. Fco  Fernandez Barranco empresario del calzado encargó a la fábrica Muebles Valiente su  propio trono; el cual fue donado por D. Fco Fernandez.  

La imagen procesionó unos cuantos años por las calles de Villena a andas con tan solo  12 portadores, aunque en su recorrido se iban adhiriendo personas de la ciudad ya que  su peso era significativo.  

Las procesiones transcurrían desde las Cruces hasta la Ermita de San Antón y los  penitentes vestían una túnica morada sin capa y sin capirote haciendo referencia a los  penitentes de Galilea. 

Cambios  

Alrededor de los primeros años de los 70 la vestimenta de los penitentes da un cambio  del traje morado al traje actual rojo de terciopelo incorporando la capa de paño negra  con la cruz en rojo y el capirote negro.  

Pasaran muchos años sin realizar ningún cambio en la cofradía y años en lo que fueron  duros ya que hubo una escasez de socios hasta tener que salir el estandarte solamente  representado el cual fue portado por D. Jose García Pardo.  

En el trascurso de todos estos años hay una necesidad de restaurar la imagen sobre el  año 2004 conservando todos los rasgos y representación que muestra. Esta restauración  es realizada por Dña. Ana Belén Guillem y Mª José Espinosa.  

En el 2007 Santa María restaura y recupera su pila bautismal la cual es situada en la  capilla que ocupaba dicha imagen. Es por ello que se decide junto al párroco Efrén Mira  trasladar la imagen a su capilla donde estuvo en los orígenes, formando un pequeño  altar que fue realizado por algunos de los socios que estaban en activo en dicho  momento (familia Cabanes, Fina y Virtudes, Familia Olmo-Garcia, Mª del Carmen  Francés entonces actual presidenta de la Asociación de Cofradías y Hermandades de  Villena).  

Transcurrido estos años da comienzo de nuevas generaciones cogiendo fuerza y  pudiendo realzar varios cambios como el de un nuevo estandarte en el 2009.  

En el 2015 ya con la mente de seguir engrandeciendo y de formar un grupo de  portadores se restaura el trono y se realiza la parigüela y varales.  

La imagen ya antiguamente fue portada a hombros durante varios años y tras las  dificultades que conllevaba el trono fue situado en una estructura metálica dotada de  ruedas para ser empujada durante gran parte de la existencia de dicha cofradía. Ya a  fecha actual desde la Semana Santa del 2016 se ha vuelto a recuperar tradiciones y  volver a nuestros orígenes dando paso un grupo de 20 portadores que son los  encargados de trasladar la imagen por las calles de Villena.  

Con este cambio se lleva a cabo  

un nuevo traje de portador de  color negro y verduguillo negro de  terciopelo.  

A fecha de hoy en 2021 y gracias  a todas aquellas nombradas y no  que han hecho posible cada año de  existencia, se ha decidido realizar  una procesión extraordinaria con  motivo de su 75 aniversario.  Realizando una nueva túnica para  la imagen que será estrenada el día  27 en la procesión.

Artículos relacionados

Escribe un comentario