Martes, 15 Junio 2021

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

El cuarto pilar del Estado del Bienestar

El cuarto pilar del Estado del Bienestar

El cuarto pilar del Estado del Bienestar
10 junio
2021
Compartir

Alba Laserna, edil de Los Verdes

El sistema público de Servicios Sociales es una organización que incluye una serie de servicios, recursos, programas y prestaciones de promoción y acción social que atiende las necesidades de la población de manera integral. La actual Ley 3/2019 de Servicios Sociales Inclusivos de la Comunidad Valenciana, persigue la homogeneización de un sistema público que dé respuesta a la totalidad de la ciudadanía, en condiciones de igualdad, accesibilidad universal y equidad. La aprobación de esta ley tiene como objetivo blindar y declarar como servicio público esencial y de interés general el Sistema Público Valenciano de Servicios Sociales.

Asegurar la protección jurisdiccional pretende garantizar derechos subjetivos de la ciudadanía; recuperar la centralidad de la persona en todo el sistema, ofreciendo atención a lo largo de su ciclo vital y permitiendo que las personas tengan vidas más dignas de ser vividas fomentando buenas prácticas de intervención social y el abordaje interdisciplinar en la atención personal, familiar, grupal y comunitaria.

Actualmente, desde el departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Villena nos encontramos redefiniendo el funcionamiento interno a través al “Manual de Organización y Funcionamiento de los Servicios Sociales de Atención Primaria” distribuido por parte de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas a todas las entidades locales. Este manual funcional tiene como objetivo integrar de manera ordenada y sistemática en un solo documento la información básica (antecedentes, marco jurídico, atribuciones de la estructura orgánica, funciones de la entidad, orientación del personal, etc.) con el fin de redefinir, reconocer y situar a los Servicios Sociales como cuarto pilar del Estado del Bienestar.

En este punto nos queda formular nuestro funcionamiento global atendiendo a acciones preferentes que garanticen el buen cuidado de la ciudadanía y de las profesionales, dotando de recursos humanos a los programas existentes con el fin de garantizar esa protección jurídica, de derechos, de atención, de prestaciones, de acceso a la información y a la proximidad que requieren todas las personas del municipio.
Este recorrido que hemos comenzado a “des-andar” nos lleva a un irremediable proceso reflexivo, de responsabilidad y de desafío. Las propias interrogaciones, inquietudes y aspectos de la disciplina y el ejercicio profesional se van a ver transformados. Es necesario estar dispuestas a adquirir una identidad proactiva a transitar, repensarnos y resignificarnos, emergiendo un saber-hacer desde otra parte.

Esta movilización interna debe operar hacia afuera también, hacia todos los espacios públicos y narrativas discursivas. Esta necesaria afinidad será fundamental para redirigir el trabajo que necesita ser re-imaginado mediante la puesta en práctica de acciones locales que generen posibilidades de actuación por y para el bienestar de las personas.

Artículos relacionados

Escribe un comentario