Sábado, 21 Septiembre 2019

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

El Museo de la Ciudad, en punto muerto

El Museo de la Ciudad, en punto muerto
28 abril
2017
Compartir

Las obras de adecuación del futuro Museo de la Ciudad- antiguo edificio de la Electroharinera, siguen en punto muerto, desde que en el mes de agosto se «ralentizasen» los trabajos, según argumentó el alcalde de Villena, Javier Esquembre, a la espera de la aprobación de conselleria de la segunda modificación del proyecto inicial.

El alcalde insistió en que la administración valenciana aceptó la segunda modificación del proyecto, que el Ayuntamiento aprobó el pasado mes de febrero.  «No obstante, todavía falta que Conselleria firme el proyecto. La previsión es que en el  plazo de dos semanas podría reactivarse los trabajos».

Los cambios se centran en mejorar la cubierta, el sistema de aislamiento del edificio y los cerramientos de la fachada, mejorar la sostenibilidad, la eficiencia, así como la distribución del inmueble.

Por otro lado, una vez más, en esta ocasión durante la reunión mantenida con el Conseller de Cultura, Vicent Marzá, el equipo de gobierno de Los Verdes volvió a solicitar destinar la baja que hizo la empresa de 522.000 euros, a los sistemas de seguridad y a musealización para que esta infraestructura no se inaugure vacía de contenido. «Marzà entendió que el planteamiento era lógico y viable aunque no se comprometió a nada», explicó el alcalde.

En un principio el proyecto de la construcción del museo en el antiguo edificio de la Electroharinera estaba valorado en 3.000.000 euros y finalmente se adjudicó en 2.200.000 euros. Un proyecto financiado a través del Plan Confianza de la Generalitat Valenciana aprobado en 2009.

Así, la concejala de Museos, Mercedes Menor explicó que «es más económico incorporar los elementos de seguridad ahora que las obras no están finalizadas. Después los costes se incrementarían».

Tanto el alcalde con la concejala de Museos estimaron que las obras del futuro Museo de la Ciudad, podrían concluir en la primavera de 2018  «si no hay más modificaciones». En febrero de 2015 comenzaron los trabajados de adecuación del antiguo edificio de la Electroharinera. Por aquel entonces se estimó el fin de la obra para enero de 2016.

 

Artículos relacionados

Escribe un comentario