Viernes, 24 Mayo 2019

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

Las altas temperaturas marcan el inicio de las fiestas en Biar

Las altas temperaturas marcan el inicio de las fiestas en Biar
10 mayo
2019
Compartir

Como manda la tradición a las cinco de la tarde la Unió Musical de Biar iniciaba la Entrada de Moros y Cristianos marcada por las altas temperaturas y un sol de justicia.

La capitanía de la comparsa de Blanquets  inició el desfile con el nombre de las siete capitanas en escritos en siete escudos  templarios, así caballeros guerreros abrían el paso a las capitanas.

Tras ellos la segunda comparsa del bando cristiano, los Blavets, con el boato de la capitanía con dos chicas a caballo y  anunciando la llegada de los capitanes con dulzainas. Así, el numeroso  público pudo  disfrutar de las escuadras especiales tanto de guerreros como de guerreras, con pieles y armaduras. También salió una escuadra con el traje antiguo de la comparsa.

La alegría llegó con la comparsa de Estudiantes y con el boato de la capitanía, precedido por un bufón subido a una bola gigante con la que realizó el desfile. Tras el mismo una alegoría a las ceremonias festeras, con un grupo de damas y caballeros danzando, mostrando el poderío de las clases nobles. Entre las filas de los estudiantes, la escuadra  La Toga salió con cucharas gigantes recuerdo de la primera comunión.

Cerrando el bando cristiano, la capitanía de la comparsa de Maseros con un boato reconociendo los viejos oficios y los usos de las plantas medicinales en las poblaciones cercanas a la Sierra de Mariola y El Reconco.

Los Moros Vells iniciaron el desfile del bando moro con el boato de la capitanía que homenajeó a la comparsa de Les Espies. La capitanía la obstentó Mateu Molina , que es descendiente de Miguel Román Vicent, el célebre “Manco de la Coletora” que fuera Presidente de la comparsa de Espias desde finales del siglo XIX hasta 1923 año en el que murió. Fue en esta época cuando la comparsa, que estaba vinculada al bando moro, dejó de salir en los demás actos de la fiesta centrándose solamente en los de la tarde del día 11 de mayo vinculados al famoso “Ball dels Espies” y a la mahoma.

Existen varios documentos gráficos, (alguno de ellos de hace justamente un siglo) del desfile de esta comparsa en la tarde del día 10 de mayo participando en el acto de “El Paseig” que dio origen en 1929 a la actual entrada de moros y cristianos y que es el acto más multitudinario de las fiestas. Precisamente la capitanía dels Moros Vells se ha basado en estas fotografías para reproducir lo más fidedignamente posible la estética de esta comparsa a principios del siglo XX y también de los elementos que la acompañaban como es el caso de un cañón, caballo y unas lanzas a modo de vara de medir con un remate en forma de media luna. El único elemento original que se conserva es la vara de mando que ostentaba el presidente de la comparsa, tio-bisabuelo del capitán, y que se encuentra en el museo municipal de Biar.

Después fue el turno de la comparsa de Tariks, la más joven de las fiestas de Moros y Cristianos y cerrando el desfile la comparsa de Moros Nous, cuya capitanía recreó un mercadillo árabe con repostería típica de Biar, danzas y un mosaico con la mano de Fátima acompañado con incienso y de una larga alfrombra roja.

Artículos relacionados

Escribe un comentario