Viernes, 23 Agosto 2019

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

La falta de pólvora motiva que sólo el capitán y dos acompañantes de cada comparsa podrán disparar el 12 de mayo

La falta de pólvora motiva que sólo el capitán y dos acompañantes de cada comparsa podrán disparar el 12 de mayo
09 mayo
2019
Compartir
El Ayuntamiento de Villena y la Junta Central de Fiestas de Moros y Cristianos de Villena informan que tras la notificación presentada por la empresa suministradora de pólvora el 8 de mayo, hoy ha tenido lugar una reunión en la sede de la Subdelegación de Gobierno en Alicante. En la misma han estado presentes la Presidenta de la Subdelegación de Gobierno, Araceli Poblador, el representante de la Delegación de Armas, técnicos de la Subdelegación de Gobierno Provincial, el Alcalde de Villena, Francisco Javier Esquembre, la concejala de Fiestas, Conchi Beltrán, el Presidente de la Junta Central de Fiestas, Luis Sirera, representantes de la UNDEF, representantes y ediles de los municipios afectados por la escased de pólvora como son: Biar, Petrer y Muro.
Tras presentar los distintos casos de las poblaciones afectadas, desde Subdelegación de Gobierno se ha expuesto la problemática legal existente para el acopio de pólvora tras el incidente ocurrido con la empresa suministradora de la misma. Se ha reconocido desde Subdelegación de Gobierno que el problema reside en la empresa suministradora ya que las distintas poblaciones han presentado en tiempo y forma la documentación exigida para la realización de estos actos de arcabucería.
Comunicar que nuestro municipio podrá disponer de 23 kilogramos de pólvora para el acto de recibimiento de la Efigie del Bando Moro este próximo domingo 12 de mayo.
La imposibilidad legal de adquirir explosivos por otra vía hizo que la Junta Central de Fiestas junto con los responsables de las 14 comparsas determinaran en reunión ayer que serán el Capitán y dos acompañantes de cada comparsa los encargados de realizar el recibimiento de arcabucería a la Efigie del Bando Moro, a su llegada de la vecina localidad de Biar.
Compartir

Escribe un comentario