Martes, 22 Septiembre 2020

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

El déficit del servicio de recogida de residuos sólidos asciende a 200.000 euros

El déficit del servicio de recogida de residuos sólidos asciende a 200.000 euros

El déficit del servicio de recogida de residuos sólidos asciende a 200.000 euros
14 junio
2019
Compartir

El déficit del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos asciende en Villena a 200.000 euros según se desprende de un estudio realizado encaminado a modificar las ordenanzas sobre la recogida de basura. El Ayuntamiento ingresa  de los vecinos 818.000 euros, mientras que el coste del mismo asciende a un millón de euros.

El borrador de la nueva ordenanza establece varias soluciones. Por un lado que el Ayuntamiento siga asumiendo el déficit del servicio, por otro  incrementar la tasa de residuos de los 34 euros que  pagan ahora las 1.6626 unidades- viviendas y locales- a los 53,50 euros y por otro lado  establecer los mecanismos para que los que menos residuos produzcan paguen menos. El estudio también ha evidenciado que 1.200 viviendas diseminadas no pagan tasas de residuos a pesar de contar con el servicio, por lo que se tiene que regularizar esta situación

La concejala en funciones de Servicios, Mari Carmen García, ha indicado que en esta legislatura se ha realizado un borrador de ordenanza que espera que, en breve, la apruebe la nueva Corporación municipal. La misma revisa la última ordenanza que data de 2010, «y que está obsoleta ya que establece la recogida por calles de primera, segunda y tercera según la frecuencia, cuando esto no es real, ya que en Villena se recoge la basura todos los días por todas las calles».

En el borrador se ha valorado el servicio de recogida puerta a puerta en dos zonas- la pedanía de Las Virtudes y el barrio de la Constancia- al ser viviendas unifamiliares. Así el coste del mismo se establece en 200.000 euros. También establece beneficios fiscales tanto sociales – para familias monoparentales, numerosas o  con una pensión de discapacidad del 50%- como medioambientales- los que reciclen más y mejor a través de contenedores inteligentes, pagarán menos-.

Sobre la recogida en las zonas industriales, la edil reconoció que la antigua ordenanza establece una tasa desorbitada, puesto que sólo se retiran los residuos urbanos, ya que los industriales cada empresa debe contratar a un gestor de residuos propio. La edil indicó que tras una campaña de concienciación iniciada el año pasado para que los empresarios contrataran un gestor  y sólo se recogiera urbano, se han detectado dos focos- Peñicas y acceso al barrio San Francisco- donde las empresas siguen vertiendo  residuos industriales en los contenedores urbanos.

Artículos relacionados

Escribe un comentario