Sábado, 03 Diciembre 2022

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

Welcome Mariano, bye M. Rajoy

Welcome Mariano, bye M. Rajoy

Welcome Mariano, bye M. Rajoy
22 noviembre
2022
Compartir

Mal comienzo para el candidato del PP a la alcaldía de Villena. Primero al ser elegido de una forma poco democrática contra su predecesor, y segundo, por el flaco favor de estar acompañado en su proclamación del ex-presidente Rajoy.

Las formas de arrancar en política son muy importantes. Son declaraciones de intenciones para un periodo futuro. Que un candidato arranque su candidatura casi defenestrando a su predecesor, sin ningún tipo de justificación ni comunicación del Comité de Dirección de la Comunidad Valenciana, a dedo, sin primarias con la militancia local, no habla bien de la salud democrática de quien acoge el nombramiento sin remilgos.

Pero todavía peor. Que quien debuta como cabeza del PP seleccione a alguien como Rajoy como padrino para inagurar su nueva andadura política, tampoco habla bien del candidato. Y lo expreso con cierta tristeza, pues desde el afecto que siempre le tuve a Miguel Angel, hubiera deseado otras formas democráticas para ser Nº1, así como una actitud de mayor distancia con Rajoy, uno de los peores presidentes de nuestra historia democrática.

Reconozco la simpatía gallega del Mariano-Hombre. De sus chascarrillos, de su actitud campechana y de sus trabalenguas. Me siento su fan en esta faceta y lo acogería en la Kaku de buen agrado para revivir algunos de sus mejores hits como monologuista: “Muchas tardes y buenas gracias”; “España es una gran nación y los españoles muy españoles y mucho españoles”; “Somos sentimientos y tenemos seres humanos”; “¿Ustedes piensan antes de hablar o hablan tras pensar?”; “Hay que fabricar máquinas que nos permitan seguir fabricando máquinas, porque lo que no va a hacer nunca la máquina es fabricar máquinas”; “Cuanto peor mejor para todos y cuanto peor para todos mejor, mejor para mí el suyo. Beneficio político”; “Es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde”…; “Me gustan los catalanes porque hacen cosas”. Bestial.

Pero es necesario desenmascarar la cara B de Mariano el afable, para acercanos a la figura del ex–presidente Rajoy (y no sabemos si presuntamente M. Rajoy) por todo el daño que han producido sus políticas a España y a Villena.

Rajoy fue ministro de administraciones públicas, de educación, de interior, portavoz y vicepresidente con Jose María Aznar. Por lo tanto comulgó con uno de los peores y más duros gobiernos de la democracia. Participaron en la foto de las Azores, haciéndonos participar en una guerra contra Irak, con las mentiras demostradas de las “armas de destrucción masiva”. Rajoy fue junto a Aznar participe del gobierno de las fake news sobre el origen de los atentados de Yijadistas del 11M sin ningún estupor. Rajoy toleró toda la retahíla de mensajes racistas e intolerantes de Aznar sin aspavientos, como cuando denominaron a Obama como “exotismo histórico” o el diálogo intercultural como “estúpido”. Abrazando a la derecha europea más ultra. Rajoy fue junto a Aznar artífice de la aprobación de la Ley de Liberalización del Suelo, que contribuyó a promover los “pelotazos” y la “burbuja inmobiliaria”. En dichos años de gobierno, se fraguó la Trama Gürtel y otras causas de corrupción, como el tiempo de máximo esplendor para lucrarse. Tanto a nivel nivel individual como organización política. De 14 miembros del gobierno, 12 fueron imputados. Rajoy rió las gracias de Aznar, cuando frivolizaba sobre el cambio climático, al que llamaba “nueva religión”. Fueron años duros para el medio ambiente por su política hídrica, permitiendo la especulación del territorio y apostando por las energías fósiles. Más tarde lo secundaría Rajoy, castigando las renovables con el Impuesto al Sol. Por no hablar de las graves mentiras en torno al “Prestige”. La mayor catástrofe ecológica de Europa. La falta de determinación y la actitud negacionista (hilillos de plastelina según el bueno de Rajoy) generaron una de las peores catástrofes ambientales de toda Europa.

Como Presidente del Gobierno (2011-2018), por cierto, elegido “a dedo” como nuestro candidato local, tuvo un afrontamiento bochornoso de la crisis económica. Los recortes en servicios públicos, los copagos, la dureza y la austeridad, fueron sus señas de identidad. Una falta de empatía con las personas más vulnerables, que generaron muchas víctimas. El bueno del presidente, se apoyó de ministros de dudosa ética. Muchos de ellos con procesos judiciales y otros hoy, en consejos de administración de grandes corporaciones. Quien estuvo al frente de esta nave, fue el ultraliberal ministro De Guindos. Un destacado miembro del Consejo Asesor de Lehman Brothers, que vino de la quiebra del banco a diseñar los designios de un país. Tiempos de ninguna medida social para amortiguar los efectos de la crisis: ni Ertes, ni protección contra deshaucios, ni algo parecido al IMV, ni ayudas públicas a sectores castigados. Un tiempo de austeridad obscena, pues “habíamos vivido (nosotros) por encima de nuestras posibilidades”. Un tiempo para abrazar los mandatos de la troika. Salvar personas NO. Salvar autopistas y rescatar bancos SI. Solidaridad con las personas vulnerables NO, implementar Amnistías Fiscales para “perdonar” a los grandes defraudadores del país SI. Años de recortes en derechos laborales, con un abaratamiento del despido, que generó en un solo año 850.000 nuevos parados. La falta de políticas activas y de protección de las PYMES, como recogió la Encuesta de Población Activa (EPA) y el INE en 2013, supuso que por primera vez en la historia de España hubiera más de seis millones de parados (6.202.700). Una tasa del 27,16%. Rajoy congeló salarios, reduciendo a las familias el poder adquisitivo para la inversión y el consumo en el comercio local etc, provocando una cascada de cierres. Eliminó la negociación colectiva, precarizó el mercado laboral, generando unos altos índices de temporalidad, corregidos en buena medida con la reforma de Yolanda Díaz.

Tiempo duros para los Ayuntamientos. Aprobó la Ley de Estabilidad Presupuestaria y la Ley de Racionalización de la Administración Local. Leyes que restaban autonomía a los municipios para decidir sobre sus finanzas, obligando a planes de ajuste demoledores (miles de despidos), e impidiendo la posibilidad de inversiones necesarias, incluso en municipios con superávits. También Villena lo sufrió. Con la idea de adelgazar la administración, Rajoy redujo la oferta pública de empleo y se crearon las vergonzosas tasas de reposición, poniendo trabas para cubrir jubilaciones y otras bajas. También para favorecer la privatización creciente de servicios. 

Con sus políticas de austeridad, la pobreza creció hasta el 22.8% según el informe Foessa. Para silenciar a la población, se aprobó la Ley Mordaza, muy criticada en Europa y por asociaciones de derechos humanos. También criticada la derogación de la Justicia Universal, por la cual se podían perseguir vulneraciones de derechos humanos. Rajoy deterioró gravemente el diálogo y la convivencia en Cataluña, no sólo por el anterior recurso al T.C. de un estatuto consensuado, sino por el no diálogo y la actitud frentista frente al nacionalismo. Todo ello ayudó sin duda a la radicalización del independentismo. Y una de sus grandes episodios escabrosos: la guerra sucia contra los opositores, en especial contra Podemos. Escaramuzas de la mano de su Ministro Fdez Díaz, el Comisario Villarejo etc. La “guerra sucia” para debilitar al adversario sin miramientos. Subió el IVA y otros impuestos pese a sus promesas contrarias. La corrupción prosiguió tras el periodo Aznar. Según los tribunales, el PP pagó sobresueldos procedentes de comisiones etc, que podrían rondar los 1,58 millones €. Supuestamente habrían percibido cobros de la Gürtel Mariano Rajoy, Pilar del Castillo, Federico Trillo, Miguel Arias Cañete, Ana de Palacio, Ángel Acebes, Jaume Matas, Francisco Álvarez Cascos, Rodrigo Rato, Javier Arenas y Cristóbal Montoro entre otros. El Rajoy amigo de Bárcenas y de su famoso “sé fuerte”.

Mala suerte para Miguel Angel Salguero. Ojalá pudiéramos dar la Bienvenida (Welcome vecino) al bueno de Mariano en modo monólogo. Pero me temo que la oratoria de la visita a la Kaku la pondrá el Rajoy ex-presidente (nunca sabremos si M. Rajoy), quien será recordado por una cara afable y dicharachera, tras la cual se vivenciaron años duros de políticas crueles. Para mí, “you are not Welcome”.

Jesús Hernández Francés

Artículos relacionados

Escribe un comentario