Martes, 03 Agosto 2021

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

Villena, fortaleza invencible en 1707

Villena, fortaleza invencible en 1707

Villena, fortaleza invencible en 1707
22 febrero
2020
Compartir

Villena fue una fortaleza invencible en  el asedio que sufrió en 1707. El ejército austracista con más de 30.000 efectivos no pudo entrar en el Castillo de la Atalaya. Este asedio sería la antesala de la famosa batalla de Almansa el 25 de abril de 1707 donde las tropas borbónicas salieron victoriosas. En esta batalla participó el Capitán de Infantería, Diego de Selva y Mergelina, junto al Obispo Belluga.

Tal y como han explicado, España a principios del siglo XVIII estaba en crisis tras la muerte sin descendencia de Carlos II, el  último monarca español de  la Casa de Austria. Tras su muerte fue proclamado Rey de España, Felipe V primer rey  de España de la Casa de Borbón. España y Francia se aliaban y se convertían en las potencias más poderosas del mundo. Es entonces cuando Inglaterra, el Sacro Imperio Romano Germánico y las Provincias Unidas de los Países Bajos se unían en una alianza militar para hacer frente a la coalición formada por Francia y España en la inminente guerra de sucesión española .

En la recreación histórica del asedio de Villena han participado 70 personas dentro de los actos  conmemorativos del aniversario de la declaración de ciudad a Villena, que tuvo lugar el 25 de febrero de 1525, que organiza el Foro Cultural y el Salicornio.

En mayo de 1701 los ejércitos austriacos penetraron en Italia sin previa declaración de guerra con la intención de ocupar las posesiones españolas. En septiembre, el emperador, Inglaterra y los Países Bajos firmaron el Tratado de La Haya, y se establece una Alianza con la que oponerse a Francia y España. Finalmente, en mayo de 1702 esta «Gran Alianza» declaró la guerra a Francia y España, con la que comienza formalmente la Guerra de Sucesión Española.

Contra todo pronóstico el Duque de Berwick, mariscal supremo de las fuerzas borbónicas, tras año y medio preparando la batalla contra  las tropas austracistas abandonó la ciudad.

Alfonso de Miño y Domenech, Caballero de la Orden de Santiago y alcalde del Castillo de Villena,  había estado este tiempo supervisando las obras defensivas en el castillo, sus murallas en Las Cruces y en el Castillo de Salvatierra.

Tras el abandono de las tropas borbónicas, en el Castillo de la Atalaya sólo quedaron 12 villeneros y 150 soldados franceses,  estando  al frente el capitán francés del regimiento de Blesois, Monsieur de la Grosetete, quien fue capaz de resistir el asedio de cinco días de cañoneo constante, entre el 18 y el 24 de febrero de 1707.

Así, El Marques Das Minas, Mariscal de Campo del ejército portugués a favor del Archiduque Carlos,  arrasó Villena, pero fue incapaz de tomar el Castillo de la Atalaya

Los  Maulets tuvieron un papel importante en el asedio a Villena. Los Maulets es el término usado en valenciano para referirse a los partidarios del archiduque Carlos de Austria —proclamado rey como Carlos III—, generalmente campesinos, en el Reino de Valencia durante la Guerra de Sucesión Español. Entre ellos destacó Josep Marco, que se convirtió en la pesadilla del ejército borbónico gracias a los asaltos realizados a los suministros enemigos.

Tras la victoria de las tropas borbónicas en la Batalla de Almansa, la nueva corte trajo la Ilustración, donde  la razón se imponía a la tradición. Destacada fue la figura de la Marquesa de Fuerte Híjar que creó salones  donde se debatía sobre libros de toda índole y donde se dio un impulso a la figura de la mujer en la sociedad civil.

   

Artículos relacionados

Escribe un comentario