Martes, 07 Diciembre 2021

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

Sanidad insiste en la importancia del diagnóstico precoz para reducir los casos de VIH

Sanidad insiste en la importancia del diagnóstico precoz para reducir los casos de VIH

Sanidad insiste en la importancia del diagnóstico precoz para reducir los casos de VIH
30 noviembre
2020
Compartir

La Comunitat Valenciana contabilizó 386 casos nuevos de infección por VIH durante el año pasado, en su mayoría varones que habían mantenido relaciones sexuales sin protección. Se trata de cifras que representan una reducción del 6,3% respecto a 2018 y que sitúan la tasa de incidencia en niveles próximos a los del conjunto de España. Para continuar con esta tendencia a la baja, y aprovechando la conmemoración del Día Mundial del Sida, las personas expertas insisten en la importancia de la prevención y del diagnóstico precoz.

La distribución por provincias de los nuevos diagnósticos de infección por VIH es: 132 en Alicante; 24 en Castellón y 230 en la provincia de Valencia; mayoritariamente hombres (336 varones frente a 50 mujeres) de entre 25 y 44 años. La edad se retrasa para las mujeres (el 68% de los casos de 2019 se concentró entre los 30 y los 49 años).

Respecto al mecanismo de transmisión más frecuente, si se descarta el uso de drogas por vía parenteral y la vía materna (prácticamente inexistente), el contagio sexual representa más del 95% del total de los nuevos diagnósticos.

Por este motivo, las personas expertas insisten en la importancia, por un lado, de la prevención y, por otro, del diagnóstico precoz: Abogan por el uso del preservativo en cualquier relación sexual y por detectar cuanto antes los casos para ayudar a romper las cadenas de transmisión y porque la terapia antirretroviral temprana enlentece el deterioro del sistema inmunitario y contribuye a la prevención al disminuir la carga viral, llegando a ser indetectable y reduciéndose la probabilidad de transmisión a otras personas.

En este sentido, los/las especialistas destacan que el retraso diagnóstico es mucho mayor en las mujeres que en los hombres (53,4% en las mujeres frente al 37,4% en los hombres); y atribuyen esta circunstancia a una baja percepción de riesgo individual y a que conforme ha aumentado la efectividad de los tratamientos antirretrovirales, ha ido bajando el interés social que suscita el virus. Lo que no ha variado es la estigmatización y la discriminación asociadas al VIH, y que también influyen negativamente en la disposición individual a hacerse la prueba diagnóstica.

Tratamientos que mejoran la calidad de vida

Un 4,6% de los nuevos diagnósticos de VIH en 2019 correspondía a casos que cumplían algún criterio de caso de sida, con diferencias significativas entre hombres y mujeres (el 82,8% de los casos eran hombres y el 17,2% mujeres). Con ellos, un total de 14.169 personas con VIH recibieron tratamiento antirretroviral en los hospitales de la Comunitat Valenciana el año pasado. A día de hoy, los tratamientos no son curativos, pero mejoran sustancialmente la calidad de vida de las personas afectadas.

En este sentido, la mortalidad atribuida a la enfermedad ha ido disminuyendo de forma progresiva en la Comunitat Valenciana desde mitad de la década de los noventa.

“La enfermedad tiene tratamientos cada vez más efectivos que la cronifican y mejoran la calidad de vida y la superviviencia de las personas afectadas, pero hay que seguir trabajando contra la discriminación. Estigmatizar no protege frente al VIH, solo causa sufrimiento”, apunta la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló.

Cerca de 20.000 visitas y casi 6.000 pruebas de VIH

En materia de prevención, la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública dispone de tres Centros de Información y Prevención del VIH/Sida e ITS encuadrados en los Centros de Salud Pública de Alicante, Castellón y Valencia. En ellos, se atendieron cerca de 20.000 visitas presenciales en 2019 (entre primeras visitas; visitas sucesivas y otras visitas) y unas 2.300 atenciones telefónicas. Además, los CIPS valencianos realizaron el año pasado casi 6.000 pruebas de VIH.

Por otro lado, se concedieron ayudas por un importe total de 485.500 euros (entre fondos propios y a cargo del IRPF que gestiona la Comunitat Valenciana) a entidades con proyectos en el ámbito del VIH.

La campañas dirigidas a públicos diana, las intervenciones educativas en centros escolares (más públicos que privados o concertados, 71% frente a 29%) y la formación de los profesionales sanitarios completan el abanico de actividades preventivas desarrolladas por la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública en 2019.

Artículos relacionados

Escribe un comentario