Lunes, 08 Agosto 2022

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

Libélulas, la belleza de lo frágil en un fotograma

Libélulas, la belleza de lo frágil en un fotograma

Libélulas, la belleza de lo frágil en un fotograma
24 febrero
2020
Compartir

Ricardo Menor y Teodoro Martínez exponen en el Casino Villenense un conjunto de 34 fotografías de odonatos

La belleza de la fragilidad de las libélulas en un fotograma, la minuciosidad de sus alas o la variedad cromática de sus cuerpos es lo que muestran   Ricardo Menor y Teodoro Martínez en la exposición fotográfica que se exhibe en el Casino Villenense hasta el 7 de marzo.

A través de las 34 instantáneas que componen la muestra «Agua… Libélulas y fotografías»,  los autores buscan divulgar la vida de estos insectos voladores, su estética, para cautivar al público con su belleza y para que comiencen a concienciarse sobre la necesidad de respetar su hábitat y el medio ambiente.

Ricardo y Teodoro se conocieron hace una década  en una quedada fotográfica donde surgió su amistad. Captar a uno de estos insectos voladores poniendo los huevos en el agua, mudando la camisa o copulando es una cuestión de constancia. No obstante, tal y como comentan,  fotografiar odonatos con la técnica de macrofotografía es un hobby que engancha, ya que a través del objetivo se alcanzan a ver detalles que la vista no es capaz de distinguir. Esta pasión que se acrecienta con los años está incentivada, en parte, por el interés de captar especies que todavía se resisten a ser fotografiadas por Ricardo o Teodoro como la Aeshna affinis o Boyeria irene.

Los odonatos- libélulas y caballitos del diablo- habitan en zonas donde hay agua y son unos bioindicadores de la calidad de la misma. En la Península Ibérica se tienen contabilizadas 79 especies de las 6.000 existentes en el mundo, de las que 69 habitan en la Comunidad Valenciana y en la comarca del Vinalopó se han censado 35 especies distintas. Llevan más de 300 millones de años sobre la tierra y apenas han sufrido cambios morfológicos.

Las fotografías han estado expuestas en la Casa de la Cultura de Lorca y en la Sede de la ciudad de Alicante de la UA. No obstante, la divulgación de la vida de los odonatos por parte de los autores de la exposición  no queda sólo en una muestra. Ricardo Menor y Teodoro han dado charlas en colegios, en asociaciones fotográficas y han organizado diversos encuentros. También ofrecen una charla taller sobre «Las libélulas de El clot de Galvany» en Elche, donde tras una explicación sobre odonatos salen al campo para mostrar in situ a libélulas y caballitos del diablo. Asimismo son miembros  de la Sociedad Odonatológica de la Comunidad Valenciana que se dedica al estudio y seguimiento de estos insectos en la región y están trabajando con el grupo BLAUVERD, al que también pertenece María José Tarruella, en la edición y publicación de “El Altas de Odonatos de la Comunidad Valenciana”, un censo de las especies existentes.

A Ricardo y Teodoro todavía les sigue sorprendiendo la belleza y la vida de estos insectos. La exposición es sólo una muestra de su pasión por seguir investigando a las libélulas y los caballitos del diablo.

Artículos relacionados

Escribe un comentario