Viernes, 22 Octubre 2021

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

La pesadilla de 2020. Bando moro

La pesadilla de 2020. Bando moro

La pesadilla de 2020. Bando moro
28 agosto
2021
Compartir

Los momentos más difíciles para los presidentes de comparsa

José Pérez. Moros Viejos

Ver la calle Parrales (donde se ubica la sede de la comparsa de Moros Viejos) vacía, sin mesas ni sillas y sin socios es desolador. Son muchos los duros momentos que vivimos el año pasado y que hemos vivido éste. Uno de ellos fue cuando tuvimos que votar para no organizar los moros y cristianos en la asamblea de la Junta Central de Fiestas.

Esta situación para cualquier directiva y presidente es desmoralizadora, pero intentamos seguir adelante. La asamblea de los Moros Viejos nos dio un tiempo más de prorroga para poder gestionar la comparsa hasta que, de nuevo, se celebren las fiestas. Pero, este tiempo está siendo muy duro y largo. Por eso, esperamos que en 2022 se puedan realizar las fiestas y que otros socios asuman las riendas de la comparsa con ilusión y ganas de trabajar.

Marisa Abellán. Moros Nuevos

El momento de la toma de decisión de no celebrar los moros y cristianos fue el momento más duro. Todos esperábamos que la pandemia remitiese y fuese a mejor, pero ha sido todo los contrario. Tomar la decisión de nuevo de suspender las fiestas un segundo año, también supuso uno de los peores momentos.


Además, mantener la comparsa viva y seguir alentando a los socios para que no decaiga la ilusión y no se den de baja, también es uno de las cuestiones más complejas. Pero, no sólo la comparsa, también hemos hecho un esfuerzo por mantener a la directiva con ganas de crear y de hacer. Todos hemos pensado en qué hacer para no sólo cubrir las necesidades de los socios, sino en proponer algo que les dé ese impulso de alegría y que vean en el horizonte una nuevas fiestas que ya vendrán.


Algún socio de la comparsa ha fallecido a causa del coronavirus y también fue un fuerte mazazo El covid-19 nos ha tocado cerca. Nos hemos sentido tristes y con mucha desgana. Ahora empiezo a ver que el futuro es una realidad y a partir del 10 de septiembre, vamos a empezar a retomar todos los temas que están estancando. Esperamos que en 2022 haya fiestas.

José Antonio Iniesta. Bando Marroquí

Como festero y marrueco de cuna nunca me podría imaginar que en Villena del 4 al 9 de septiembre no se realizarían fiestas de moros y cristianos. Después de varios años en directivas comienzo una nueva andadura como presidente del Bando Marroquí y tras dos años espectaculares de compartir con el mundo festero lo mejor de la fiesta, nos vemos en esta pandemia. Tanto mi equipo directivo como yo sentimos los Marruecos y las fiestas hasta la médula y estamos aquí para celebrar los Moros y Cristianos.
En el año 2020 después de mantener la esperanza hasta última hora, pensando que todavía se podrían realizar nuestras fiestas vimos que no se podrían realizar. Fue un momento emocionante y triste en el que lo pasé muy mal, pero enseguida me vine arriba con una actitud positiva y pensando ya en las fiestas de 2021.


Este año y después de los meses de enero febrero y marzo, cuando el virus sacudió fuert a nuestra comarca, ya tenía claro, que sería imposible realizar nuestras fiestas y dentro de mí, ya lo tenía asumido. La vida de las personas es lo primero por lo que a pesar de la pena y de no poder realizar este año de nuevo nuestra fiestas, mis sentimientos están más acordes con la realidad. Como presidente de una gran comparsa es duro no poder realizar los objetivos que nos marcamos en esta andadura. Es duro no poder compartir con la familia, los amigos, los conocidos, con todos nuestros socios y socias los momentos que nos da la fiesta, la alegría que se vive pero seguimos adelante y pronto volveremos a sentir y a vivir lo mejor de las fiestas.

Juani Ibáñez. Moros Realistas

No peor de no poder celebrar las fiestas fue todo. Fue algo inesperado que causó mucha decepción. Estábamos trabajando con mucha ilusión el aniversario de la Junta Central de Fiestas y a esto se sumó que en 2020, mi hija era la madrina mayor. Nos hemos quedado que los trajes colgados en el perchero y todo ha sido muy triste. Es una sensación de impotencia muy grande, es algo que nunca hubiese imaginado que pasaría.


No podría decidir cuál ha sido el momento más complicado. Hemos tenido que ajustar cuotas para evitar que los socios se den de baja y al mismo tiempo, cumplir con los compromisos adquiridos con anterioridad. Este mes de agosto, hemos pagado la última letra de la casa que para mí es todo un logro, que con los dos últimos años que hemos pasado, hayamos podido hacer frente a los recibos hipotecarios.

La desilusión es algo que se nota en el ambiente. Afrontar toda la situación con ese desánimo es complejo. Cuando llegaron los días de fiestas, todo parecía irreal. Provengo de una familia muy arraigada a la fiesta y lo que pasó era algo que no había vivido. No me entraba en la cabeza que un día 5 no me vistiese de mora. Con el paso de los días, lo vas asumiendo.


Ahora estamos haciendo frente a las dificultades de los socios para el pago de las cuotas. Y esperamos que cuando vuelva la normalidad estemos todos, que ya no va a poder ser porque en los Moros Realistas tenemos cuatro bajas por fallecimiento. Espero que en el 2022 podamos volver a tener fiestas con la misma alegría e ilusión.

José Miguel Juan. Moros Nazaríes

Lo más duro de este año de no celebrar las fiestas es mantener una rutina de trabajo en la comparsa sabiendo que no hay objetivo que cumplir, el mantener esa ilusión con la directiva y los socios de tu comparsa pero con muchas limitaciones .


El momento más complicado sin duda ha sido el volver a tomar la decisión de no celebrar las fiestas por segundo año consecutivo. Aún estando muy difícil siempre tienes esa esperanza de que igual llegábamos a tiempo, y que se siente pues mucha frustración porque no está en tus manos la solución al problema solo te queda resignarse y esperar.

Encarna María Palazón. Moros Bereberes

Lo más duro para mí fue y está siendo ver la comparsa cerrada. Cada vez que paso por la puerta o entro me da mucha lástima.


El momento más complicado de todo el 2020 se centró en dos día, el 4 y el 5 de septiembre. Me levanté triste y apagada, lloraba y no tenía gana de salir a la calle. Espero que este 2021, lo pueda asimilar mejor.

David Sánchez. Piratas

En el mes de noviembre fui reelegido como presidente de la comparsa con muchos propósitos nuevos y renovados que solo se pudieron proyectar la mitad de un año festero. ¡Quién nos lo iba a decir que vendrían meses tan complicados y de tanta incertidumbre hasta el punto de suspender nuestras fiestas que cada año esperamos con deseo y ansia festera!. Ya van a ser dos años sin celebrarse con mucha añoranza y pena, pero más tristeza me queda la falta de grandes socios piratas que nos dejan. Desde estas mis respetables letras, mi más sentido pésame a las familias que sufren su ausencia.


Dicen que las épocas malas son para los fuertes, y como al buen pirata nada le puede, uniremos nuestras fuerzas y confianza en superar esta pandemia que tan desolados nos tiene.

Son 83 años de historia en los que la comparsa ha pasado dificultades y adversidades que se han superado con la garra y arrogancia del pirata llegando a ser considerada la más numerosa porque contagiamos al mundo nuestra peculiar alegría.


¡¡ Vamos a por el último esfuerzo!!. El 2022 tiene que ser nuestro año, el de todos. El año donde Villena vuelva a vibrar con más fuerza llevando nuestros colores con orgullo e ilusión unidos por el gozo de volvernos a juntar, volver a desfilar, a emocionarnos y a sentir el latir pirata que andaba parado.
Vuestro apoyo y confianza son nuestro empuje para continuar, el mío y el de mi directiva que está deseando poner en marcha el barco rumbo a un año festero que sin duda será difícil de olvidar.


Animo y recordar siempre:
¡¡ La vida pirata la vida mejor! ¡ Día 4 que fuera ! y ¡Viva la Morenica!.

Artículos relacionados

Escribe un comentario