Domingo, 05 Diciembre 2021

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

El futuro en mano del agua

El futuro en mano del agua

El futuro en mano del agua
19 enero
2021
Compartir

Los regantes piden que permanezcan los pozos abiertos para su abastecimiento después de más de cien años de solidaridad con el resto de la provincia de Alicante

El presidente de la Comunidad de Regantes de Villena, Pepe Micó, afirma que uno de los grandes retos de los próximos años para la agricultura es el coste del agua. Es una cuestión que lleva años discutiendo en los foros agrarios y que en las últimas semanas se ha agudizado más por el anuncio del cierre de los pozos.


El sector lleva décadas investigando e implementando medidas para mejorar la eficiencia en el uso de agua. Son capaces de producir con menos agua, pero al fin y a la postre, el agua es uno de los recursos principales para el campo.

El Ministerio para la Transición Ecológica pretende aprobar la declaración de sobreexplotación de seis acuíferos de la provincia, que afecta a las masas de aguas subterráneas de Villena-Benejama, Peñarrubia y de las sierras del Reclot, Castellar, Salinas y Crevillente. Sin un trasvase Júcar-Vinalopó efectivo, el cierre de los pozos supondrá un desabastecimiento hídrico. La sobreexplotación de los acuíferos siempre ha sido una de las preocupaciones del sector. A un mayor descenso de los niveles freáticos, el coste de la extracción de agua era más alto y por tanto, los costes de la producción también se elevan.

Embalse La Cuesta


En la actualidad, casi todos los sondeos superan los 300 metros de profundidad y en las comarcas del Vinalopó el nivel del agua desciende cinco metros cada año.


Para los regantes de Villena era necesario frenar las ingentes cantidades de agua que salen de los pozos del término municipal y así evitar que terminen desecados o su salinización, pero la opción no era clausurar los pozos.

“Si nos obligan a cerrar los pozos, algunos cultivos no lo van a soportar”

Presidente de la Comunidad de Regantes de Villena, José Micó


Ante esta situación, Micó señala que “si nos obligan a cerrar los pozos, algunos cultivos no lo van a soportar”. El presidente de la comunidad de regantes apostilla que “después de 100 años de solidaridad, los regantes pedimos que sean los agricultores de otras zonas los que compren el agua del trasvase y que a nosotros, nos dejen mantener el pequeño consumo de los acuíferos de Villena”.


Esta es la lucha a la que se enfrentan ahora las comunidades de regantes de Villena, que han unido esfuerzos y piden al Ayuntamiento de Villena que les apoye a la hora de conseguir que los agricultores locales tengan acceso al agua de los pozos.

Compartir

Escribe un comentario