Sábado, 01 Octubre 2022

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

El Bando Moro toma el Castillo de la Atalaya

El Bando Moro toma el Castillo de la Atalaya

El Bando Moro toma el Castillo de la Atalaya
06 septiembre
2022
Compartir

El Bando Moro ha tomado el Castillo de la Atalaya en Villena tras la primera de las embajadas de las fiestas de Moros y Cristianos, la realizada el día 6 de septiembre por la tarde, volviendo así a su horario tradicional.

El anuncio de la batalla comenzó a las cinco de la tarde, con el estruendo de los arcabuces y el olor a pólvora impregnando la ciudad. Los arcabuceros de las catorce comparsas que  conforman los Moros y Cristianos de la localidad- Moros Viejos, Moros Nuevos, Bando Marroquí, Moros Realistas, Moros Bereberes, Piratas, Estudiantes, Marinos Corsarios, Contrabandistas, Labradores, Ballesteros, Almogávares y Cristianos- iniciaron su ascenso a la fortaleza local. Cada bando, con su correspondiente embajador a lomos de un caballo, inició el camino por itinerarios distintos; el bando moro por las angostas calles del casco antiguo y el cristiano por las empinadas calles del barrio de Las Cruces, confluyendo en el Castillo de la Atalaya donde tuvo lugar la embajada y guerrilla.

Tras despreciar el embajador cristiano la propuesta del moro, comenzó la batalla en el castillo de la Atalaya, concluyendo con la victoria del bando de la media luna y la efigie de Mahoma presidiendo la fortaleza.

Después, se leyeron las capitulaciones por las que a los habitantes de Villena se les respetaría su lengua, tradiciones y religión, pero debían entregar parte de sus cosechas a los nuevos señores del lugar y, de este modo, festeros de la comparsa de Labradores escenificaron la entrega de parte de sus bienes al bando moro, vencedores de la primera batalla.

La lucha por el dominio de la fortaleza villenense se reanudará el próximo 8 de septiembre, a las doce de la mañana, en la embajada del cristiano al moro. Será entonces cuando las huestes de la cruz reconquisten la plaza. Las Embajadas están consideradas como el acto fundamental de las fiestas de Moros y Cristianos. En el caso de Villena, existe documentación de 1843 que indica que existían dos comparsas, una de moros y otra de cristianos, y en ese mismo año se construyó un castillo de madera para representar la lucha.

Artículos relacionados

Escribe un comentario