Miércoles, 07 Diciembre 2022

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

Aviana en Moixent- Barranco de La Hoz

Aviana en Moixent- Barranco de La Hoz

Aviana en Moixent- Barranco de La Hoz
14 noviembre
2022
Compartir

Un domingo más 58 socios de Aviana realizamos una nueva salida, esta vez hacia Moixent/Mogente, localidad situada a la orilla del río Cáñoles  a los pies de la Sierra Grossa.

En esta ocasión hemos realizado el viaje en coches particulares para iniciar la travesía lo más cerca posible del barranco ya que es una ruta de 17 kilómetros y se tarda más de 4 horas en recorrerla.

Sobre las 8 de la mañana aparcamos los coches junto a un muro de contención del  profundo barranco de la Hoz, una maravilla geológica. Una vez allí se nos une un pequeño grupo de amigos de la localidad, buenos conocedores de la zona, pertenecientes a la Penya Senderista El Guerrer. Agradecemos enormemente su compañía y la información del recorrido.

Seguimos una senda que desciende hasta su lecho rodeados por una abundante vegetación: pinos, algarrobos, madroños, enebros de distintas variedades y otras especies de monte bajo. Quedamos fascinados por la belleza de la zona y por el aroma que desprenden las plantas aromáticas  cubiertas de humedad por las recientes lluvias.

El camino no es complicado porque vamos alternando caminos y sendas que nos llevan a un abrigo rocoso aunque, en algunas ocasiones, debido a la humedad, sufrimos algún que otro resbalón y hemos de ir con cuidado. A continuación descendemos al fondo del barranco por una pista pedregosa y con fuerte desnivel de bajada. Una vez allí, hay que seguir por el lecho con tramos de acumulación de guijarros redondeados y algunas pozas. Antes de que termine el barranco ascendemos por una pista  y podemos ver formaciones muy llamativas que recuerdan al oeste americano.

Sobre las 10:30 de la mañana, pasamos por una fuente de tres chorros fechada en el  año 1776, llamada Las Arenas. A unos 300 metros de allí hay una explanada con unas casas , también llamadas Las Arenas, donde paramos a almorzar tras haber alcanzado el punto más alto del recorrido. ¡Qué bueno está todo cuando lo compartes con amigos!

Una vez se han repuesto las fuerzas, volvemos a la fuente para, desde allí, iniciar el regreso hacia el barranco pero, en esta ocasión, lo hacemos por un camino muy cómodo dónde disfrutamos de un momento espectacular de colorido cuando el sol asomó por entre los árboles.

Casi al final del recorrido paramos a hacernos unas fotos y, los compañeros de Moixent, nos explican la historia de las semillas de la algarroba y su relación con el quilate. También nos cuentan que el algarrobo frente al que estamos pasando se lo conoce en el pueblo como “El algarrobo de la hora” porque es el tiempo que se tarda en llega desde allí hasta la localidad.

Sobre las 13:15 horas terminamos esta excelente  ruta, despidiéndonos de los amigos senderistas con el ánimo de volvernos a encontrar pronto. No importa la actividad que vayamos a realizar, lo que importa es disfrutar del monte, de su recorrido y con quién lo compartes.

 Aviana

Etiquetas
Compartir

Artículos relacionados

Escribe un comentario