Sábado, 24 Septiembre 2022

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

La Conversión infantil se pone en escena por el 175 aniversario de Moros Viejos y Cristianos

La Conversión infantil se pone en escena por el 175 aniversario de Moros Viejos y Cristianos

La Conversión infantil se pone en escena por el 175 aniversario de Moros Viejos y Cristianos
19 febrero
2017
Compartir

Los dos embajadores infantiles, el moro Francisco López y el cristiano, Iñigo Ruiz representaron de forma excepcional la Conversión de Moro al Cristianismo durante la Eucaristía, que se celebró en el santuario de Las Virtudes con motivo del 175 aniversario de las dos comparsas fundadoras de los Moros y Cristianos de Villena. Los dos pequeños escenificaron el parlamento entre los líderes de las tropas tras la cruenta batalla, que concluye con el bautismo del embajador de las huestes de la media luna ante la patrona de la localidad de Villena.

La representación religiosa se celebra, desde hace 25 años, el 6 de septiembre en la iglesia de Santiago durante la misa infantil de los Moros y Cristianos. En ella, los protagonistas son los más pequeños. Tras esta celebración religiosa, en la Plaza de Santiago, se realiza el ruedo de banderas por los alféreces infantiles y desde allí la comitiva de embajadores, regidoras y cargos festeros se encaminan hasta el punto de inicio del desfile de la Esperanza. La Conversión infantil se integró en el programa de actos que organiza la Junta Central de Fiestas con motivo del aniversario del 150 aniversario de las dos comparsas. Y de esta efeméride se hizo mención en la excepcional teatralización.

La Conversión Infantil también cuenta con una adaptación de la obra sinfónica, que Gaspar Ángel Tortosa, compusó para el acto que el 8 de septiembre los dos embajadores celebran en la Iglesia de Santiago justo antes de iniciar la procesión de la Patrona. La pieza musical se escuchó en el santuario en una representación extraordinaria para la que los dos pequeños ensayaron con ahínco. Iñigo y Francisco asumieron el cargo de embajadores en las pasadas fiestas y ésta es la segunda ocasión en la que representaron el emotivo auto sacramental, una de las joyas culturales de los Moros y Cristianos de Villena.

Antes de la celebración de la Conversión, las dos comparsas compartieron un almuerzo de hermandad a base de gachamigas y embutido después de una romería, que iniciaron los cargos festeros de las dos comparsas a la altura de la cooperativa agrícola y que finalizó en los aledaños del santuario.

Las dos comparsas celebran que en 1843 está documentada su existencia. En las crónicas de los Moros Viejos se especifica que «probablemente existiese años antes, pero los archivos escritos solo comienzan a detallar la fiesta a partir de este año, siendo en los años anteriores desfiles de la soldadesca».

Los textos encontrados en los archivos confirman que la soldadesca existente a mediados del siglo XIX se transformó en las dos primeras comparsas, una de moros y una de cristianos. Con la llegada de nuevas comparsas, los cristianos conservaron su nombre y a la de moros se le añadió el apellido de viejos.

Artículos relacionados

Escribe un comentario