Jueves, 06 Mayo 2021

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

1955 Maruja López, la primera Regidora

1955 Maruja López, la primera Regidora

1955 Maruja López, la primera Regidora
23 febrero
2021
Compartir

Regidora en 15 días.

“Antes que se perdiera, debí guardar un poco de aquel tiempo” (Josefina Soria)

No es una biografía. Esbozo, bosquejo e incluso relato son vocablos que bien podrían definir o ser semblanza del trabajo que se pretende realizar sobre una persona cuya vida ha reflejado el paso del tiempo en lugares diferentes y en épocas  diversas.

Cierto es que ha transcurrido mucho tiempo, porque nuestro personaje nace el día 25 de agosto del año 1935, pero no es menos cierto que este es el punto de partida desde el que pretendemos cincelar una historia que es parte de Villena, la ciudad en que vio la luz y en la que posteriormente tomó parte activa en lo cultural, en lo festivo e incluso en lo deportivo.

Maruja López

La calle Blasco, El Cantón, y la calle de la Arena fueron junto al Chapí o el Parterre escenario de los primeros pasos de Maruja López que es la persona de la que vamos a ocuparnos, destacando su participación activa en la creación de un personaje, cargo festero, que en la actualidad es eje de la parte cívica de nuestras fiestas de Moros y Cristianos.

Corría el año 1955 y ocupaba la alcaldía de Villena, lugar de nacimiento de Maruja López, así le gusta que la llamen, Don Máximo García Lujan, siendo Concejal de Fiestas Don José García Galbis hombre que tuvo una gran importancia en la creación de actos que engrandecieron la Fiesta. Ambos junto al equipo de gobierno acometen la tarea de crear un cargo para dar a la mujer presencia activa en todos y  cada uno de los actos. Y tras amplio estudio, consultas y deliberaciones se acuerda el  nombramiento de Regidora de  Fiestas, que no Reina, porque ese cargo, habían decidido que solo le corresponde a la Virgen.

Para ocupar ese cargo se piensa en alguien que pueda reunir todas y cada una de las virtudes de la mujer villenense y tras amplio estudio y deliberaciones se nombra por unanimidad a Maruja López, mujer que encarna a la perfección al personaje, tras comunicarle la noticia, tiene que preparar todo con rapidez, sorteando la dificultad que supone encontrar y confeccionar los trajes de Villenera,  se desplaza  con su madre a Valencia en donde en un taller de trajes regionales le confeccionan los mismos, cosa nada fácil teniendo en cuenta que estamos a primeros de agosto y faltan apenas 25 días para las fiestas de septiembre, de ahí el título que encabeza este artículo.

Con  esfuerzo y colaboración de gran número de personas que no detallare para no caer en un olvido imperdonable, solo nombrare por expreso deseo de Maruja a las mujeres que le acompañaron como damas de honor en esos actos. Fuensanta Poveda, Remedios García, Lolita Azorín, Amparo Terol, Angelita Cabanes y Juanita Varéz.

Todo fue un gran éxito de organización y belleza. Sirviendo de base a lo que en actualidad es uno de los actos más hermosos de nuestras fiestas como es la Proclamación de la Regidora de Fiestas de Moros y Cristianos.

Maruja ya ha recorrido un largo trecho del camino de la vida. El paso del tiempo ha querido que pueda cumplir su 25 y 50 aniversarios como Regidora en actos verdaderamente memorables, cuando ocupaban la Alcaldía D. Ramón Navarro Díaz y Dª Vicenta Tortosa Urrea.

Ella es ejemplo que cumple con esa parte del poema que escribió su tía, la poetisa Josefina Soria, en un verso que nos invita a guardar como tesoro un poco de aquel tiempo maravilloso, para que no se pierda. 

Y por qué no, tal vez el gesto de retener en la memoria esos días, trate tanto de la ternura que nos inspiran los recuerdos como de la nostalgia de reencontrarnos con todas las criaturas y los paisajes de entonces, con los sentimientos y emociones intensas que nos provocó lo vivido. 

Queda claro hoy, a sus ochenta y cinco años que la vida de Maruja López, ahora como entonces, se encuentra indisolublemente ligada a su Villena natal y querida y, muy especialmente, a aquellos días memorables y luminosos.

Por ella y para ella este recuerdo, por ella este repaso esperanzado de gente de su tierra, por ella estas palabras entusiastas y la promesa de que no será olvidada.

Para ella, finalmente, este traer como regalo de fiesta, belleza y regocijo, unas palabras en afectuosa remembranza de quien fue la primera Regidora de Fiestas de Moros y Cristianos. 

Con la colaboración de la familia y Ernesto Pardo Pastor (2021)

Artículos relacionados

Escribe un comentario