Viernes, 22 Noviembre 2019

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

“Villena en la Edad de Bronce” abordará la importancia de Cabezo Redondo para entender la sociedad prehistórica

“Villena en la Edad de Bronce” abordará la importancia de Cabezo Redondo para entender la sociedad prehistórica
05 noviembre
2019
Compartir

“Villena en la Edad de Bronce” es un ciclo de conferencias organizado por la Universidad de Alicante en colaboración con el Ayuntamiento de Villena y en el que se abordará la importancia del yacimiento local Cabezo Redondo para entender la sociedad en la prehistoria en toda la península Ibérica.

Tres son las conferencias que se llevarán a cabo a las 20 horas en el Casino Villenense del Círculo Agrícola Mercantil Villenense, con entrada libre. La primera de ellas, tendrá lugar el 12 de noviembre y los directores de Cabezo Redondo, Laura Hernández, Gabriel García Atiénzar y Virginia Barcielay el director de las excavaciones Mauro Hernández, tratarán en qué situación se encuentra actualmente Cabezo Redondo. Con la información recogida durante 70 años de excavaciones se abordará la genética de sus moradores, cómo  obtenían materias primas, las redes de negocio, el origen de Cabezo Redondo y plantear preguntas de futuro.

La segunda conferencia tendrá lugar el 19 de noviembre y en ella expertos en fauna, recursos forestales y flora en la prehistoria recrearán el paisaje de Cabezo Redondo en la Edad de Bronce y cómo se adaptó la sociedad al mismo.

En la última conferencia, el 26 de noviembre, se tratará el oro en la Edad de Bronce en Villena. Lo más significativo es que en todos los yacimientos del término municipal se han hallado piezas de oro y demuestra que 1.300 antes de Cristo la tecnología más avanzada en el mundo de la orfebrería llega a Villena y el oro se utilizó en el poblado de Cabezo Redondo para representar a su sociedad.

La directora del Museo Arqueológico, Laura Hernández,  ha señalado que es fundamental reconocer la importancia del artículo que José María Soler escribió en 1959 sobre Cabezo Redondo, ya que a partir de este momento se protegió, el cerro dejó de ser explotado como una cantera de yeso, propició la expropiación  y que fuese declarado monumento histórico y posteriormente bien de relevancia local. Entre los retos del yacimiento se encuentran la construcción del Centro de Visitantes,  así como mantener el actual modelo de excavaciones anuales financiadas por la Universidad de Alicante y el Ayuntamiento y las aportaciones de la Conselleria para consolidar y mantener los restos hallados durante las excavaciones.

Artículos relacionados

Escribe un comentario