Viernes, 13 Diciembre 2019

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

El PSOE alerta de que se podría perder una ayuda de 10 millones de € para la depuradora

El PSOE alerta de que se podría perder una ayuda de 10 millones de € para la depuradora
13 junio
2017
Compartir

El PSOE alerta de que el Ayuntamiento de Villena podría perder una ayuda de 10 millones de euros para la remodelación de la depuradora local, si el concejal de Ciclo del Agua no autoriza el inicio de los trabajos. «Se trata de un trámite administrativo, pero es necesario convocar un Pleno para aprobar el proyecto de mejora de las instalaciones», subrayó Fulgencio Cerdán.

El objetivo de las obras – que acometerá la Generalitat con fondos europeos- es remodelar la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) ubicada en Villena, con el fin de mejorar la calidad del caudal que se vierte a la acequia de El Rey, de una forma más eficaz. Unas obras demandadas desde hace una década por la población

Miembros de la corporación se desplazaron a las instalaciones hace dos semanas, a propuesta del grupo socialista. El motivo de la visita era conocer el funcionamiento de la depuradora, después de que varios particulares hubieran denunciado que el agua no llegaba en las condiciones que establece la ley, por lo que los posteriores vertidos a la Acequia del Rey eran de peor calidad. «Los técnicos nos informaron de la existencia de dos empresas que no tratan el agua para que pueda ser depurada con garantías. Aunque también nos comunicaron que no se ha abierto expediente sancionador en ambos casos. Por lo que solicitamos al concejal del Ciclo del Agua, que adopte las medidas necesarias para subsanar estos problemas», explicó Fulgencio Cerdán.

La estación depuradora recoge las aguas fecales de Beneixama, Cañada, Campo de Mirra y Villena. En el año 1999 los agricultores ya utilizaban el agua del EDAR para regar cultivos, no obstante, la actividad se paralizó tras detectarse en las analíticas altos niveles de metales pesados así como de bacterias. En 2013 se retomó esta práctica tras comprobar que el agua de la depuradora cumplía con los parámetros de calidad que exige la ley.

Artículos relacionados

Escribe un comentario