Martes, 19 Marzo 2019

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

Montilla: “El mejor instrumento para cambiar el mundo es la educación”

Montilla: “El mejor instrumento para cambiar el mundo es la educación”
10 enero
2019
Compartir

El villenense, Paco Montilla Domene, se encuentra entre los diez finalistas de la segunda convocatoria de los Premios Educa Abanca para designar al Mejor Docente de España. Actualmente es profesor en el Ciclo Formativo de Grado Superior del IES Hermanos Amorós.Nunca imaginó que pudiese ser seleccionado en una convocatoria de este tipo y reconoce que supone una mayor responsabilidad.

P.- En su opinión ¿Cuáles son los requisitos de un buen docente?

R.-El principal requisito es amor por la profesión y respeto tanto al alumnado como a los compañeros. Defiendo la diversidad de los docentes, porque el profesorado debe ser como la sociedad, con docentes más ordenados, menos disciplinados, más creativos y menos creativos

P.-¿Le ha pillado por sorpresa la nominación como Mejor Docente?

R.- La verdad es que sí. No conocía el premio, y la organización me envió un correo informando de mi nominación. En un principio pensaba que era un error, ya que hay muchos profesores que hacen una gran labor y que merecen este reconocimiento

P.- ¿La nominación supone nuevos retos?

R.-Supone una mayor responsabilidad. No espero grandes cambios en mi vida por la nominación, lo que si que tengo claro es que me queda mucho por mejorar y lo que espero es que los alumnos y mis compañeros no cambien la mirada que tienen sobre mi.

P. ¿Cómo se plantea las clases en el día a día?

R.- Pretendo no aburrir, por lo que combino acciones. Son clases diversas, porque lo que intento es que cada día se haga algo diferente. Así a veces son teóricas, otras veces jugamos, otras dibujamos, en otras ocasiones lo mezclamos todo, pero siempre respetando unos mínimos que les permita a los alumnos ser un buen profesional.

P.- ¿Ser profesor ha sido algo vocacional?

R.- Soy feliz porque trabajo en lo que me gusta. No obstante, ha sido la vida la que me ha conducido hasta donde estoy. Cuando era pequeño ni tan siquiera podía pensar que quería ser profesor. Mi madre es la pequeña de 11 hermanos, tengo 25 primos y he sido el primer miembro de mi familia que acabó una carrera universitaria. Si vocacional te refieres a que si quería ser profesor cuando era pequeño te diré que entonces no tenía expectativas.

P.-¿Es un detractor o un defensor de las nuevas tecnologías en el aula?

R.- Soy defensor del buen uso de las nuevas tecnologías como herramienta. No hay ninguna estrategia metodológica Una misma herramienta para cualquier cosa no funciona, pero si se utiliza adecuadamente puede ser un aliado muy potente. Estamos en la fase de adaptación de las nuevas tecnologías en el mudo de la educación

P.- ¿Considera que existe una falta de valores en las aulas?

R.-Los jóvenes son un reflejo de la sociedad en la que viven. Cuando se echa la culpa de la falta de valores entre los jóvenes, haría autocrítica y preguntaría si el mundo adulto es un mundo donde predominan los valores. Los valores son intrínsecos a la condición humanos, somos humanos en la medida que tenemos valores. En las aulas me encuentro con muchos chavales con muchos valores y otros que están perdidos y sin referentes.

P.-¿ Los alumnos están más desmotivados ahora que hace 25 años?

R.- La escuela está en un proceso de cambio. Las motivaciones del pasado no son las de presente, pero de lo que estoy convencido es que la educación es el mejor instrumento para cambiar el mundo, a las personas y la vida. Por lo tanto, el mensaje que hay que darles a los jóvenes es que estudien, que se formen, porque si hacen esto es probable que la vida les vaya mejor.

P.- ¿Cómo le gustaría que le recordaran sus alumnos?

R.- No sé si me gustaría que me recordaran a mí. Lo que sí que me gustaría es que recordaran lo que aprendieron y que esto les haya ayudado a seguir aprendiendo y a orientar mejor sus vidas. Trabajo personas que van a ser educadoras de niños de 0 a 3 años, me gustaría que en su vida profesional mantengan la actitud de escucha y de permitir que los alumnos crezcan.

P- ¿Cuáles son los profesores que más le influyeron en su trayectoria educativa?

R.-No quiero nombrar a nadie porque han sido muchas las personas que me han ayudado y sería injusto. He tenido profesores muy ordenados que me han enseñado muchas cosas académicamente hablando y otros muy desordenados que me han mostrado como empatizar. Además, me sigo formando y aprendo lo que debo imitar y lo que debo rechazar, porque es lo que no quiero ser como docente

P.-¿Qué es en su opinión lo más difícil de la enseñanza?

R.- Creo que es evaluar a los alumnos. Evaluar no es sólo poner una nota, sino marcar donde se encuentra el alumno y hasta dónde puede llegar, por lo que es realmente difícil.

P.- ¿Qué cambio haría en el sistema educativo?

R.- El sistema educativo está en cambio constantemente, pero cambiaría tres cosas: la estructura horaria, modernizaría los espacios y transformaría el curriculum, lo haría más trasversal. Ahora está limitado por áreas cuando la sociedad es una sociedad trasversal.

P.- ¿Te ves con 65 años dando clase?

R.-En el 2013 me di cuenta que quería jubilarme siendo profesor. Antes era docente en el colegio concertado San Vicente de Paúl de Alcoy- donde estuve 18 años y donde aprendí mucho y estoy muy agradecido por la oportunidad que me brindaron-. Entonces estaba en el área de marketing y estudiaba los datos de natalidad. Ese año vi que la natalidad en Alcoy había descendido tanto como en 1939 con la Guerra Civil, por lo que si quería jubilarme como profesor pensé que para tener un puesto laboral más estable debía opositar y tuve la suerte de ganar las oposiciones con plaza en un instituto de Elche y trasladarme a Villena en comisión de servicio.

Artículos relacionados

Escribe un comentario