Lunes, 21 Octubre 2019

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

El Mercado de Abastos de Villena en obras

El Mercado de Abastos de Villena en obras
27 octubre
2017
Compartir

El edificio público es un gran olvidado que sufre afecciones endémicas

Las obras de ampliación de la cocina del Mercado de Abastos de Villena se han iniciado causando malestar entre los comerciantes. Tras las conversaciones mantenidas con la concejalía de Comercio, finalmente, ayer jueves uno de los de días mayor venta de la superficie de venta se paralizaron los trabajos de albañilería, porque era incompatible mantener los puestos de productos frescos abiertos, con la fuerte nube de polvo generada. Se ha concretado con la responsable de este área municipal, que se retomarán en horario vespertino y en los días de menos afluencia de público.

Por otra parte, algunos de los comerciantes de la superficie temen que, si prosiguen las obras de ampliación se anule una de las salidas de emergencia. Además lamentan que estas obras no terminen con las afecciones endémicas que sufre el edificio municipal.

Las goteras y las filtraciones, la mala climatización, las losetas rotas y averías, que nunca se reparan en el Mercado de Abastos de Villena, son el producto de un olvido casi endémico. El edificio municipal sufre los daños generados por una alarmante falta de mantenimiento durante años. Una de las últimas averías ha ocasionado la necesidad de cerrar los aseos de  hombres desde mayo y hasta ahora no se ha dado ninguna solución.

El Mercado de Abastos, inaugurado en  1988, nunca alzó su vuelo, tal y como se preveía cuando se derribó el antiguo y se cambió su ubicación. Así, proyecto tras proyecto, han intentado modernizar la oferta de productos, incorporar ocio e introducir novedosas iniciativas que han atraído nuevos clientes a otras superficies tradicionales. Pero los proyectos se han quedado, una y otra vez, sobre el papel.  Son muchas las quejas y los escritos que los comerciantes han hecho llegar a la concejalía de este área durante varias legislaturas. Ante esta situación, la concejala de Comercio, Esther Esquembre señala que «una de las primeras actuaciones debe ser el cambio del tejado para subsanar las goteras y para ello vamos a encargar un proyecto». La edil asegura que en los presupuestos 2018 se  contemplará esta reforma, que todavía no saben lo que costará.

Los 28 establecimientos que dan, en la actualidad vida al mercado, cuentan con una amplia gama de productos de calidad. La mayoría de ellos han conseguido mantener fiel a su clientela por su competitividad, pero sin una infraestructura moderna y en perfecto estado, el mercado sigue sin ser un modelo competitivo.  Por otra parte, los concesionarios de puestos en el mercado esperan que salga adelante el borrador proyecto que la concejalía de Comercio y Mercados presentó hace un año y que traza las líneas estratégicas para dinamizar la superficie de venta con una oferta diferenciadora y que «camina hacia los mercados excelentes» asegura Esquembre. Otra de las demandas de los comerciantes es que se activen las licencias para abrir nuevo puestos, que están paralizadas. Así las ilusiones que proyectaron emprendedores sobre esta superficie cuando conocieron la iniciativa poco a poco se han venido abajo. Las más de 25 solicitudes que llegaron al ayuntamiento para llenar una superficie que, todavía, está a medio gas, quedaron en papel mojado. A este respecto, la responsable del área comercial sostiene que  «se ha trabajado para establecer unos criterios técnicos y no subjetivos a la hora de que se instalen negocios que aporten un elemento diferenciador, que atraiga a jóvenes clientes al mercado». Además Esquembre lamenta que durante muchos años se ha trabajado bajo el prisma del concejal del área y no se han seguido criterios técnicos que favorezcan a los comerciantes.

 

Improvisado aparcamiento

Los comerciantes del Mercado tienen que sufrir cada año los inconvenientes de la ubicación del mercadillo de los jueves alrededor del edificio, en lugar de en el recinto ferial, durante algo más de ocho semanas, lo que dura la Feria de Muestras y la feria de atracciones. Uno de los muelles para carga y descarga queda inhabilitado y han dispuesto una especie de aparcamiento en los terrenos aledaños. A pesar que desde el Ayuntamiento se les indicó que se iba a asfaltar el espacio, finalmente sólo se ha rebajado el bordillo para que puedan entrar los vehículos.

Artículos relacionados

Escribe un comentario