Miércoles, 24 Julio 2019

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

La responsabilidad y legitimidad del PSOE de Villena

La responsabilidad y legitimidad del PSOE de Villena
21 enero
2019
Compartir

La actualidad política de Villena no puede girar, una vez más, alrededor de la plaza cubierta y las corridas de toros. No solo porque es un viejo asunto recurrente desde hace años, sino porque hay otras cuestiones prioritarias para el municipio. Además, solo se usa como arma arrojadiza en víspera de elecciones, planteándose argumentos falsos a través de una disyuntiva artificiosa y ficticia para provocar un conflicto interesado entre extremos, taurinos y antitaurinos. Es decir, entre Partido Popular y Verdes.

Da la sensación de que tanto los unos como los otros se necesitan para alargar innecesariamente el enfrentamiento y estar en la palestra, movilizando así a sus afiliados y simpatizantes para salir ganando e intentar sacar beneficio electoral. Mientras, la que pierde es mayoritariamente la ciudadanía villenense, harta de que no se vislumbren soluciones alternativas. De ahí que desde el Partido Socialista queramos superar este círculo vicioso, aportando iniciativas útiles y reivindicando nuestras propuestas que favorecen al conjunto de la sociedad.   

Aunque aparentemente se recurren a argumentos judiciales, culturales, constitucionalistas, éticos o animalistas para defender sus respectivas posturas, los hechos demuestran que a los Verdes y al PP solo les interesa centrar la atención en los aspectos emocionales, en la visceralidad, sin más. Y en muchas ocasiones también acuden a la demagogia populista, sin ningún rubor ni rigor, para regalar el oído y arengar a sus públicos, lo que les hace incurrir en llamativas incongruencias.

El alcalde, sabedor de que la abolición de las corridas de toros escapa a la competencia de la Administración local, abusa de su mayoría absoluta valiéndose de excusas y subterfugios “técnicos” para evitar este tipo de “espectáculos cruentos”, según su punto de vista. Varias sentencias de los tribunales han condenado al equipo de gobierno por sus actuaciones no ajustadas a ley, lo que permite a Esquembre ejercer cierto victimismo ante los suyos por el injusto trato del sistema jurídico.

Sin embargo, su credibilidad y su autoridad moral se ponen en evidencia porque en la legislatura pasada, con el fin de acceder a la alcaldía, permitió la celebración de corridas de toros. Miraba para otro lado y se lavaba las manos, ausentándose cada vez que había que firmar el decreto correspondiente. La justificación, qué casualidad, estar disfrutando de sus vacaciones.

Además, la manifiesta torpeza e ineptitud de los Verdes se ha ido agudizando. En más de cinco años no han sido capaces de convertir la plaza cubierta en un espacio estable también dedicado al deporte, conforme al proyecto desarrollado por el PSOE a principios de 2015, incluso con su identidad corporativa. De este modo se hubiera descongestionado el polideportivo y se habría dado respuesta a la solicitud de los clubes.

A instancias del PSOE, ya a comienzos de esta legislatura, el alcalde se comprometió a incluir en los presupuestos municipales una partida para afrontar esta inversión, incumpliendo la palabra dada, y no es la primera vez. El proyecto ha gozado de un amplio respaldo social en el reciente proceso de presupuestos participativos, aunque desconocemos con qué efectividad, pues ya hemos denunciado hace tiempo que nos parecía una tomadura de pelo.

Por su parte, el PP acusa a los Verdes de no aprovechar una “infraestructura única en la provincia” que serviría “para dinamizar la ciudad”. Parecen olvidar los populares que la plaza y el parking, al contrario, han sido y siguen siendo un gran lastre económico. Un edificio faraónico, insostenible y deficitario de más de 17 millones de euros, que presenta graves problemas acústicos y estructurales que lo imposibilitan para los usos inicialmente previstos. Además, los populares le exigen ahora a los Verdes que hagan público el informe del arquitecto municipal que avala la no idoneidad para la celebración de corridas de toros.

Pero aún estamos esperando a que el PP presente el plan de viabilidad, uso y explotación que refrende la compatibilidad de la Plaza con el Teatro Chapí, la Casa de la Cultura o el Espacio Joven. Sin contar los gastos derivados del funcionamiento del conservatorio o el futuro museo. La incapacidad e ignorancia de los populares a la hora de planificar y elaborar cálculos ya la conocemos. Solo hay que comprobar la enorme chapuza llevada a cabo en el plan de explotación de la piscina cubierta y el Centro Deportivo que nos están costando anualmente unos 350.000 euros a los villeneros y las villeneras.  

Desde el Partido Socialista nos tememos, por una parte, que resulte muy complicado asumir los elevados costes que supondría para el erario municipal dotar anualmente de contenido la plaza, sin detraer recursos económicos de otras partidas destinadas a la cultura. Y, por otra, pensamos que estas instalaciones pueden no resultar suficientemente atractivas y rentables para aquellos promotores y empresarios que se juegan su dinero con espectáculos de gran formato.

En el PSOE de Villena apostamos por la realización de un estudio global del uso eficiente de todos estos edificios. Asimismo, a partir de ahora en la tramitación y aprobación de nuevas infraestructuras municipales deberán adjuntarse obligatoriamente no solo los documentos técnico-económicos referidos a su construcción, sino también a su futura utilidad social y su explotación.

Seguimos insistiendo, por tanto, en la necesidad de convertir la plaza también en un espacio deportivo, la pirámide en una biblioteca y sala de lectura y la cantina en una sala de conciertos, como ya ocurrió en la legislatura anterior cuando compartimos la responsabilidad de gobierno en el ayuntamiento.        

 

Ejecutiva local del Partido Socialista de Villena

  

Artículos relacionados

Escribe un comentario