Sábado, 15 Agosto 2020

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

En defensa del último tren

En defensa del último tren

En defensa del último tren
31 julio
2020
Compartir

Recuperar y defender el patrimonio industrial de la compañía de ferrocarril de Villena a Alcoy y Yecla (VAY), conocido popularmente como el tren “Chicharra” es el objetivo de la recién creada Asociación de Amigos del Chicharra.
Tras años de trabajo y gestiones, el pasado 22 de junio se constituyó la asociación con Jerónimo Lázaro como presidente, Julio Guillén como vicepresidente, Juan María Milán como tesorero, Juan Mataix como vocal y secretario, Miguel Cuenca.

Rehabilitar íntegramente la cabina del autovía Ybern número 20 del Chicharra, por un lado y por otro, que el Ayuntamiento de Villena consiga la cesión de las naves de cocheras y el edificio de la antigua estación del VAY- propiedad de ADIF- son los dos gran proyectos de la Asociación Amigos del Chicharra.
Hace seis años un grupo de villenenses comenzó a recuperar fotografías, documentos y elementos del antiguo tren de vía estrecha – cuya compañía nació en Villena en 1884 y cerró en 1969- con el fin de exhibir todo lo recopilado en el futuro Museo de la Ciudad y evitar que la historia del “Chicharra” caiga en el olvido.
Unas treinta piezas del Chicharra han recuperado los miembros de la Asociación, algunas de ellas se han cedido para que sean expuestas en el nuevo Museo de la Ciudad, como el único teléfono ubicado en la estación del «Chicharra» en Villena donado por el director de la línea ferroviaria, Miguel Ybern; un semáforo donado por Andrés Menor; un farol para iluminar las vías de José Monargues; carnets donados por Julio Guillén, así como un libro de nóminas de 1966, de Juan María Milán.
El cariño que la población tiene a este tren es evidente. No obstante, los miembros de la asociación saben que el tiempo pasa rápido y juega en su contra. De ello da fe el presidente de la asociación, Jerónimo Lázaro.
Hace medio siglo que la compañía realizó el último viaje y desde entonces se han ido perdiendo objetos y especialmente en Villena, donde estaba la estación central, se han derribado algunas edificaciones, el jardín de la entrada del recinto y se están deteriorando los tres inmuebles que todavía quedan en pie. «El año pasado se conmemoró el 50 aniversario del cierre de la línea. Mantuvimos reuniones con la Generación de vecinos que cumplían 50 años para hablarles del Chicharra. Fue curioso, porque algunos ya no recordaban la antigua línea ferroviaria», afirma Lázaro
«Este tren dio trabajo a muchas familias, formó a buenos artesanos y técnicos, transportó correo y mercancías, generó riqueza para las comarcas por donde circulaba, unió pueblos y personas», comenta Juan María Milán. Insisten en que es el momento de que el Ayuntamiento o la Generalitat trabajen por recuperar el edificio de la estación de la VAY en Villena y las dos cocheras que todavía se conservan y donde se guardaban 21 de los 51 coches que disponía la compañía. «Estos inmuebles se podría utilizar como sede de protección civil, anexos del Museo o darle otra utilidad con el fin de que no acaben en ruina total. Se construyeron en 1883, unos edificios diseñados por reconocidos arquitectos y con materiales de buena calidad de ahí que no se hayan venido abajo todavía», explica Juan María Milán
El pasado 30 de junio se conmemoró el 51 aniversario del último viaje del Chicharra. No obstante, lamentan que hasta la fecha en la población no se le haya hecho un homenaje a este tren.
Por otro lado, la asociación de Amigos del Chicharra quiere que se restaure definitivamente la cabina del autovía Ybern número 20 que desde 1950 y hasta mediados de 1969 prestó sus servicios en las líneas ferroviarias que unían Villena, Alcoy y Cieza. Esta pieza fue adquirida en Valencia en 2016 por Julio Guillén Domene, Jerónimo Lázaro Milán, Juan María Milán y Gabriel Sarrió González. Una pieza perteneciente al coleccionista y restaurador de trenes y tranvías Luciano Vañó. En la actualidad la restauración está en punto muerto.
En octubre de 2017 se firmó un convenio de cesión por cinco años entre Ayuntamiento y propietarios, por el que el consistorio se comprometía a pagar los gastos derivados del mantenimiento, exposición, montaje y seguridad estimados en 12.000 euros.
El Ayuntamiento ha invertido hasta la fecha 6.000 euros en adecuarla. En unos trabajos que comenzaron en 2018 y que están paralizados. «Este dinero no es suficiente para adecuarla completamente la cabina del Chicharra. Los técnicos que están llevando a cabo la restauración señalan que serán necesarios invertir al menos 10.000 euros más en la adecuación de la chapa, la pintura y el mantenimiento», comentó el pasado mes de febrero la directora del Museo Arqueológico, Laura Hernández.
Ante esta situación, desde la concejalía de Cultura se expuso ampliar la cesión de la cabina al Ayuntamiento con condiciones durante 50 años o comprar la cabina. Todavía no se ha llegado a un acuerdo con los propietarios, pero comentan que la situación está a punto de llegar a una solución.
La asociación tiene previsto recuperar material móvil del VAY. Se tratará de traer a Villena una cisterna y un salón break, un coche de lujo para la inspección de línea o el traslado de personalidades, que estaba fabricado en maderas nobles, disponía de aseo y timbre para avisar al asistente, que siempre iba a bordo de los requerimientos del jefe. Actualmente en posesión de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana.Además se pretende hacer un acto de hermanamiento con los amigos del Ferrocarril Alcoy-Gandia y charlas para difundir la historia del VAY. El próximo 26 de septiembre, en Muro de Alcoy tendrá lugar el primer acto de hermanamiento entre Asociación Tren Alcoy-Gandia y la Asociación Amigos del Chicharra de Villena.

Artículos relacionados

Escribe un comentario