Martes, 17 Septiembre 2019

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

Concentración de la Plataforma de Pensionistas en el paseo Chapí

Concentración de la Plataforma de Pensionistas en el paseo Chapí
27 agosto
2019
Compartir

La Plataforma Local de Villena ha realizado este pasado lunes, día 26 de agosto, la última de las cuatro concentraciones que se han llevado a cabo en distintos barrios y parques de la ciudad y que han servido para dar a conocer en esos lugares las reivindicaciones de los pensionistas. La última ha sido en el Paseo de Chapí y ha contado con la colaboración especial del músico local Ermest Calaway. A pesar de la lluvia se pudo llevar a cabo con éxito  y al final de la actuación se leyó el siguiente comunicado:

Los sistemas públicos de pensiones son aquellos que sostienen los agentes de la sociedad que contribuyen a crear riqueza. Es decir, básicamente todas las  empresas nacionales e internacionales que operan en un país y las trabajadoras y trabajadores del mismo.
Son sistemas solidarios. Los gobiernos legislan para que las personas que se jubilan y aquellas que por algún motivo no pueden trabajar,  tengan una pensión con la que puedan vivir dignamente. Así funciona la cosa: Las empresas y las trabajadoras cotizan para que l@s pensionistas actuales puedan cobrar sus pensiones igual que ell@s cotizaron anteriormente para las pensionistas del pasado. Así se cumple la SOLIDARIDAD ENTRE GENERACIONES.

Nuestro sistema público de pensiones funcionó con esta pureza de SOLIDARIA. Las pensiones públicas salían de los presupuestos generales del Estado. Es decir de los impuestos que pagaban las personas y las empresas.  En el año 1995 se crea el pacto de Toledo. Los políticos de la época, los empresarios y los sindicatos, tiene la brillante idea de sacar las pensiones contributivas de los presupuestos generales del estado puesto que la economía del país va a crecer de forma constante y  en adelante l@s trabajadoras y trabajadores podrán y deberán pagar las pensiones de sus iguales. Hay unos años en los que el desarrollo económico no deja ver la trampa. Las pensiones se pagan e incluso el entramado de la Seguridad Social se mantiene de las cotizaciones sin problemas y se crea una hucha de reserva.

Pero viene la crisis. Los niveles de paro crecen desmesuradamente, la economía sumergida hace lo mismo y las arcas de la Seguridad Social se vacían a la velocidad del rayo. La hucha de las pensiones se va en pagar las pagas extras de los pensionistas en poco tiempo y los gobiernos empiezan a pedir préstamos para poder atender esos pagos.

¿Cuál es la solución de los gobiernos a esta crisis? Recortar los derechos de los trabajadores con dos reformas laborales que llevan a un mercado de trabajo precario y mal pagado, congelar las pensiones, después legislar la famosa subida del 0’25 y hacer una ley mordaza como fórmula disuasoria contra las protestas callejeras.

Más tarde comenzaron a lanzar el mensaje de que el sistema público de pensiones es inviable porque no se puede sostener con la configuración actual. O sea que primero sacaron el sistema de los presupuestos generales del estado para echarlo sobre las espaldas de las trabajadoras y luego cuando nos empobrecieron han venido a decir que si queremos tener pensiones en el futuro tenemos que contratar planes de pensiones privados.

Desde la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones decimos que no a ese plan porque incluso en los perores años de la crisis la riqueza global de este país (el PIB) siguió creciendo, es decir que se creó riqueza pero no se redistribuyó. Decimos que no a ese plan porque las multinacionales y las grandes empresas no pagan los impuestos que les corresponden. Porque los bancos que rescatamos tampoco lo hacen. Porque las grandes fortunas se esconden en paraísos fiscales. Decimos que no a ese plan porque no tenemos posibilidades de ahorrar y por mucho que pudiésemos hacerlo nunca sería suficiente para afrontar una vejez digna. DECIMOS NO AL NEGOCIO QUE QUIEREN MONTAR CON LOS PLANES DE PENSIONES PRIVADOS.

Pero ¿qué podemos hacer, además de estar en la calle haciendo oír nuestra voz? ¿Qué podemos hacer además de no ser indiferentes con toda esta violencia que los gobiernos y los mercados ejercen sobre la clase trabajadora recortando derechos y salarios, echando a la gente de sus casas, impidiendo a las jóvenes trazar un proyecto de futuro porque no tienen acceso a un trabajo digno ni a la vivienda? ¿Qué podemos hacer mientras unos salvajes matan a nuestras mujeres y la caverna lo niega y nadie dice basta? ¿Qué podemos hacer cuando intentan negociar con la salud y que el acceso a  la enseñanza sea sólo para los que tienen dinero? ¿Qué podemos hacer además de manifestarnos?

CAMBIAR GOBIERNOS. En democracia no es posible de otra forma. Y ahora que nos creíamos que habíamos ido a votar y que lo habíamos conseguido, parece que tampoco va a poder ser porque los que tenían que entenderse no pueden hacerlo. Ante esta situación de incertidumbre exigimos que se forme cuanto antes ese gobierno que legisle pensando en las trabajadoras y trabajadores. Un gobierno que derogue las leyes laborales que tanto nos perjudican. Que quite la ley mordaza. Que ponga impuestos a los que pueden pagarlos y asegure así la supervivencia de la Enseñanza Pública, del Sistema Sanitario, de las Pensiones Públicas. UN GOBIERNO QUE GARANTICE LO PÚBLICO COMO LA ÚNICA POSIBILIDAD DE UN ESTADO JUSTO Y SOLIDARIO.

El próximo lunes, día 2 de septiembre, nos concentraremos de nuevo en la Plaza de María Auxiliadora de 20.00 a 20:30h para seguir reclamando una solución definitiva para el Sistema Público de Pensiones.

 

Artículos relacionados

Escribe un comentario