Martes, 13 Abril 2021

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

Caricato Teatro, la ironía para contar historias medievales

Caricato Teatro, la ironía para contar historias medievales

Caricato Teatro, la ironía para contar historias medievales
09 marzo
2020
Compartir

Divertidas pero rigurosas, con toda la pompa real pero cercanas, así son las representaciones  que realiza el grupo de teatro local Caricato Teatro  en  dos de las recreaciones históricas más  significativas de las Fiestas del Medievo;  «La visita de los Reyes Católicos a Villena en 1488» o «El Desencuentro del Cid».

Contar estas historias medievales con un toque de ironía es ganarse a un público que espera fiel  la llegada de los Reyes Católicos a la plaza de Santiago. Todo empezó 2013 cuando la asociación de vecinos de El Rabal propuso a Caricato Teatro interpretar estos hechos con  textos  realizados por miembros de la asociación;  Samuel Martínez y José Satorres, que habían realizado  una ardua recopilación de relatos históricos. Además, para dar mayor realce a la interpretación el villenense Toni Molina y el vecino de Biar Pau Verdú compusieron varias piezas musicales  exclusivas para este acto.  Otro de los alicientes de esta recreación  es que cada año sorprenden al público con nuevos chascarrillos de la vida local actual introducidos en el relato histórico.

Tal y como comenta Juan Cigarro, director Caricato Teatro, al principio lo más difícil para los actores  fue recordar todos los datos históricos, «unos datos que no se pueden eliminar de la representación puesto que son hechos reales y permiten dar a conocer esta parte de la historia de Villena». Tras siete años poniendo en escena  esta recreación los mismos seis actores, los textos fluyen de manera natural. «El actor que interpreta al Rey Fernando y la actriz que da vida a Isabel, por motivos laborales, ya que no viven en Villena ensayan cada uno por su cuenta.  No obstante, en febrero, comienzan los ensayos con el resto de actores», comenta Juan Cigarro.

La visita de los Reyes Católicos se ha convertido en un clásico del Medievo y se ha ido engrandeciendo a lo largo de los años, con la implicación de otros grupos que participan en la recreación con armaduras, banderas, caballos. Asimismo, la corporación municipal, con el alcalde al frente, se ha sumado a la recreación. Cigarro insiste en que el desarrollo del acto no está cerrado y no descarta la introducción de nuevos elementos para engrandecer el pasacalles de entrada de los Reyes Católicos a la plaza de Santiago.

Por otro lado, Caricato Teatro también es el encargado de interpretar «El Desencuentro del Cid», acto con el que se despide a Reyes Católicos de la población el domingo por la mañana a las 12,15 desde la explanada del castillo. Participan también seis actores, no obstante se cambia la figura  de Mergelina  por el Cid Campeador y  la del Secretario por el sirviente del Cid. Esta representación comenzó a realizarse en 2014 a petición, también, de los vecinos de El Rabal y ha ido creciendo con los años. Así en esta edición ha  participado, además de la escuela de danza árabe Qamar y de la escuela municipal de danza, la Orquesta de Cámara de la Sociedad Musical Ruperto Chapí, dirigida por  Miriam Hurtado Pardo como Menestriles del Marquesado.

La implicación de Caricato Teatro en el Medievo comenzó en 2011 cuando la asociación de vecinos de El Rabal pidió a este grupo de teatro- creado  en 1994- participar de forma activa en los festejos. A lo largo de estos años han llevado a cabo un taller de máscaras , obras de teatro infantil, pasacalles de máscaras -que todavía continúa- el trueque por las calles del Rabal para dar a conocer el intercambio de productos con el público visitante en una economía de consumo en la que cada villa se abastecía  de lo que tenía y el dinero  tenía poco uso en la adquisición de productos.

Nueve años después, Caricato Teatro y Juan Cigarro siguen manteniendo la misma ilusión que el primer día para engrandecer estos festejos  y hacerlos más participativos y vistosos si cabe. Y siempre con un toque de humor, despertando la sonrisa de los visitantes.

Artículos relacionados

Escribe un comentario