Lunes, 21 Octubre 2019

Portada.info – Periódico digital de Villena y Comarca

Aviana en la sierra de Bernia

Aviana en la sierra de Bernia
25 febrero
2019
Compartir

La sierra de Bernia en la Marina Alta, en su trazado más transitado (ruta circular de la PR-CV7), es una de las rutas más emblemáticas de la provincia de Alicante, con unas vistas impresionantes tanto de sus numerosas formaciones rocosas y paredones, como de la costa alicantina y sus valles adyacentes…. Y si el día como hoy es soleado y no caluroso, se convierte en una jornada a recordar.

Hasta Casas de Bernia nos desplazamos 60 socios de Aviana, el trayecto en autobús,   que duró más de dos horas, tiene un tramo final que discurre por una estrecha carretera con muchas curvas, donde ocurrió lo esperado, un coche de frente a nuestro autobús y con la imposibilidad de paso para ambos. Destacamos la pericia de nuestro conductor que salvó la situación de forma muy profesional. Por fin llegamos al aparcamiento donde encontramos un numeroso grupo de senderistas, pues es  un paraje muy concurrido los fines de semana.

Desde Casas de Bernia seguimos las indicaciones para subir al “Forat”, caminando en un principio por una pista hasta la fuente de Bernia. Desde aquí   la subida por una estrecha senda, se hace algo más dura, hasta llegar a un angosto túnel en la roca, que atraviesa la sierra desde la umbría hasta la solana (de NE a SO). Parte de él, debido a su estrechez, hay que recorrerlo en cuclillas no librándose nadie de algún coscorrón.  La salida del Forat nos sorprende con las espectaculares vistas de la costa de Altea y sierra Gelada, desde una altura de casi 800 metros. En este magnífico paraje hicimos una parada para almorzar y disfrutar del paisaje y hacer numerosas fotos.

Comienza la vuelta por la cara SO de la sierra, por una senda que discurre entre canchales de piedra al pie de las impresionantes formaciones rocosas, hasta llegar a las ruinas del Fort de Bernia (mandado construir en 1562 por Felipe II para defender la costa del ataque de los piratas y controlar el levantamiento de los moriscos). Terminamos de rodear todo el macizo rocoso, donde las sendas derivan en una pista forestal que nos llevó hasta nuestro punto de partida donde comimos.

Durante el recorrido, a parte de las caprichosas e imponentes formaciones rocosas, en esta época del año empiezan aparecer las primeras flores de primavera, como la sanguinaria (Lithodora  fruticosa), el malvavisco marino (Lavatera marítima), el gamón (Asphodelus cerasiferus), la Arenalia valentina, y sobretodo el singular  narciso del Bernia (Narcisus assoanus subs. assoanus), entre otras.

Hoy ha supuesto para algunos el reencuentro con esta emblemática ruta en la sierra de Bernia y para otros todo un nuevo descubrimiento. Otro buen día de senderismo en el siempre buen ambiente de Aviana.   

Más información gráfica en: avianavillena.blogspot.com

Mateo Hernández Mollá y  Mavi Pardo Luna

Etiquetas
Compartir

Artículos relacionados

Escribe un comentario